Foto finalista del concurso Miradas a la Sierra Madre Oriental. Jose Antonio Lopez Pardo,

By: Richard | July 05, 2016

Ecochavos de Huauchinango, Olintla y Huehuetla en Puebla recibiendo capacitación en avistamiento e identificación de aves por personal de CONANP para la implementación de proyectos de monitoreo.

Mediante la participación de jóvenes residentes de áreas naturales protegidas y zonas prioritarias del CESMO, la iniciativa Ecochavos promueve la educación ambiental y las buenas practicas orientadas tanto a conservación y manejo del medio ambiente, como a prácticas de sustentabilidad en distintos campos dentro de sus centros escolares y comunidades.

 

Ecochavos tiene sus origenes en una estrategia de la CONANP en la Reserva de la Biosfera de Sierra Gorda en Querétaro, para vincular a los jóvenes en acciones de sensibilización ambiental. Desde mediados de 2014 se amplió la escala de trabajo para varios estados del CESMO con el apoyo de un proyecto apoyado por Volkswagen México y GIZ.

 

Ecochavos incluye la conformación de grupos de jóvenes entre 13 a 18 años de secundarias y bachilleratos de la región, que apoyados por sus maestros y una red de educadores ambientales de diversas instituciones y organizaciones locales implementan proyectos diversos orientados al conocimiento, cuido y preservación del medio ambiente, como a la implementación de prácticas de sustentabilidad en diversas áreas. A la fecha (junio 2016) ha logrado importantes resultados tales como la vinculación de cerca de 40 instituciones en 3 estados para la integración de 27 grupos, 929 jóvenes, 50 maestros y educadores, en torno a 27 proyectos  con más de 100 actividades con impacto en cerca de 7,150 personas.

 

Dentro de los proyectos destacan temas como monitoreo de la biodiversidad, reforestación, manejo integral del agua, ecotecnias, energías renovables y manejo de residuos.